bookmate game
Miguel de Unamuno

Antología: poemas y sonetos

    ehar citeretfor 2 år siden
    ¿Sé yo si alguna musa misteriosa,
    un subterráneo genio,
    un espíritu errante que a la espera
    para encarnar está de humano cuerpo,
    no le dictó esas líneas
    de enigmáticos versos?
    Dioshar citeretfor 3 år siden
    El cuerpo canta;
    la sangre aúlla;
    la tierra charla;
    la mar murmura;
    el cielo calla
    y el hombre escucha.
    Andrés Alfarohar citeretfor 5 år siden
    ¿está en los demás o está en nosotros
    eso a que damos en llamar talento?
    Cris Garayhar citeretfor 18 timer siden
    vendrá… venir es porvenir… pasado
    que pasa y queda y que se queda al lado
    y nunca muda… .
    Cris Garayhar citeretfor 18 timer siden
    Espejo que me deshace
    mientras en él me estoy viendo,
    el hombre empieza muriendo
    desde el momento en que nace.

    El haz del alma te ahuma
    del humo al irse a la sombra,
    con su secreto te asombra
    y con su asombro te abruma.
    Cris Garayhar citeretfor 18 timer siden
    Al crearnos para tu servicio
    buscas libertad,
    sacudirte del recio suplicio
    de la eternidad.
    Cris Garayhar citeretfor 19 timer siden
    ¿Sé yo si son la gráfica envoltura
    de un idioma de siglos venideros?
    ¿Sé yo si dicen algo?
    ¿He vivido yo acaso de ellas dentro?

    No dicen más los árboles, las nubes,
    los pájaros, los ríos, los luceros …
    ¡No dicen más y nos lo dicen todo!
    ¿Quién sabe de secretos?
    Juan Bernaleshar citeretsidste måned
    El armador aquel

    El armador aquel de casas rústicas
    habló desde la barca:
    ellos, sobre la grava de la orilla,
    él flotando en las aguas.

    Y la brisa del lago recogía
    de su boca parábolas
    ojos que ven, oídos que oyen gozan
    de bienaventuranza.

    Recién nacían por el aire claro
    las semillas aladas,
    el Sol las revestía con sus rayos,
    la brisa las cunaba.

    Hasta que al fin cayeron en un libro,
    ¡ay tragedia del alma!:
    ellos tumbados en la grava seca,
    y él flotando en el agua.
    Roberto Castellanoshar citeretsidste år
    Aurora de otro mundo es nuestro ocaso?
    Sueña, alma mía, en tu sendero oscuro:
    "Morir… dormir… dormir… soñar acaso!"
    Roberto Castellanoshar citeretsidste år
    La mar ciñe

    La mar ciñe a la noche en su regazo
    y la noche a la mar; la luna, ausente;
    se besan en los ojos y en la frente;
    los besos dejan misterioso trazo.

    Derrítense después en un abrazo,
    tiritan las estrellas con ardiente
    pasión de mero amor y el alma siente
    que noche y mar se enredan en su lazo.

    Y se baña en la obscura lejanía
    de su germen eterno, de su origen,
    cuando con ella Dios amanecía,

    y aunque los necios sabios leyes fijen,
    ve la piedad del alma la anarquía
    y que leyes no son las que nos rigen.
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)