bookmate game
es

Raymond Carver

  • Miguel Velahar citeretsidste år
    es algo que debería hacer que nos avergoncemos cuando hablamos como si supiéramos de qué hablamos cuando hablamos del amor
  • Marlenehar citeretfor 17 dage siden
    Todo lo que veo me sobrevivirá.

    ANNA AJMÁTOVA
  • R Güemeshar citeretfor 2 år siden
    sucedió hace unos meses, pero sigue sucediendo en este mismo instante, y es algo que debería hacer que nos avergoncemos cuando hablamos como si supiéramos de qué
  • R Güemeshar citeretfor 2 år siden
    hablamos cuando hablamos del amor
  • Miguel Velahar citeretfor 2 år siden
    bebíamos. Hasta cuando hablábamos de la necesidad de beber menos
  • Miguel Velahar citeretsidste år
    Pero el miedo le hizo desear tomar un baño
  • Miguel Velahar citeretsidste år
    Imaginó que era aquella mujer. Imaginó que se alejaba de allí en aquel coche rumbo a cualquier otro lugar
  • Rafael Ramoshar citeretfor 2 år siden
    El chico se sentó a ver la televisión en el sofá. Encendió un cigarrillo, miró a su alrededor, tiró la cerilla al césped.
    La chica se sentó en la cama. Se quitó los zapatos y se tendió de espaldas. Le pareció ver una estrella
  • Rafael Ramoshar citeretfor 2 år siden
    –Estoy harta –dice–. No lo aguanto más.

    Se pone la mano en la mejilla y cierra los ojos. Mueve la cabeza de un lado para otro y emite como un zumbido.

    Me siento morir viéndola en ese estado.

    –¿Qué es lo que no aguantas? –digo, aunque naturalmente sé a lo que se refiere.

    –No tengo por qué explicártelo otra vez con pelos y señales –dice ella–. He perdido el control. He perdido la dignidad. Antes era una mujer orgullosa de mí misma.

    Es una mujer atractiva de poco más de treinta años. Es alta y tiene el pelo negro y largo, y ojos verdes. La única mujer de ojos verdes que he conocido en toda mi vida. Antes, en otros tiempos, solía decirle cosas sobre sus ojos verdes, y ella me decía que gracias a ellos tenía la certeza de que estaba destinada a algo especial.
  • Rafael Ramoshar citeretfor 2 år siden
    Todo fue bien el primer año. Yo tenía otro empleo nocturno, y salíamos adelante. Teníamos planes. Hasta que una mañana... No sé. Acababa de poner unos azulejos en el baño de una de las habitaciones cuando entró a limpiar aquella mexicana. Era Holly quien la había contratado. En realidad no puedo decir que me hubiera fijado antes en aquella poquita cosa, aunque sí es cierto que hablábamos cuando nos veíamos. Me llamaba –recuerdo– Mister.

    En fin, las cosas.
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)