Miguel de Cervantes Saavedra

Don Quijote

Las aventuras de un hidalgo, y sus fantasias, un heroe burlesco y, la desmitificación de los caballeros de la corte, el relato más querido a lo largo de la historia de la literatura española tan rico que contiene en sí prosa, verso, diálogo, discurso, chistes, fábulas, filosofía, leyenda, tragedia, comedia y la parodia de todos estos.
1.310 trykte sider

Vurderinger

    Alealfarohar delt en vurderingfor 4 år siden
    🎯Læseværdig

    Este fue el segundo libro que mi madre me compro, la verdad no me gustó ! Pero ella lo ama, dice que es el básico de básicos, que no puedes andar por la vida sin haberlo leído; un poco exagerado a mi parecer 😂
    Pero ahora que lo pienso tiene toda la razón, así que dale una oportunidad.
    Don Quijote es un gran legado !

    b5522045383har delt en vurderingfor 5 år siden
    👍Værd at læse
    🙈Ikke min kop te

    Hasta ahora no he captado la idea

    jesus15gonhar delt en vurderingfor 2 år siden
    💡Lærerig

    Un libro que trasciende la literatura para convertirse en una forma de vida, pensar y leer.
    Recomendado sólo para los amantes de la literatura, aquellos que no se rinden y llegan hasta al final

Citater

    lytcolombiahar citeretfor 8 år siden
    ¡Oh princesa Dulcinea, señora deste cautivo corazón!,
    Павел Молчановhar citeretfor 6 år siden
    luego a ver su rocín, y, aunque tenía más cuartos que un real y más tachas que el caballo de Gonela, que tantum pellis et ossa fuit, le pareció que ni el Bucéfalo de Alejandro ni Babieca el del Cid con él se igualaban. Cuatro días se le pasaron en imaginar qué nombre le pondría; porque, según se decía él a sí mesmo, no era razón que caballo de caballero tan famoso, y tan bueno él por sí, estuviese sin nombre conocido; y ansí, procuraba acomodársele de manera que declarase quién había sido, antes que fuese de caballero andante, y lo que era entonces; pues estaba muy puesto en razón que, mudando su señor estado, mudase él también el nombre, y le cobrase famoso y de estruendo, como convenía a la nueva orden y al nuevo ejercicio que ya profesaba. Y así, después de muchos nombres que formó, borró y quitó, añadió, deshizo y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante: nombre, a su parecer, alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero de todos los rocines del mundo.
    Puesto nombre, y tan a su gusto, a su caballo, quiso ponérsele a sí mismo, y en este pensamiento duró otros ocho días, y al cabo se vino a llamar don Quijote; de donde -como queda dicho- tomaron ocasión los autores desta tan verdadera historia que, sin duda, se debía de llamar Quijada, y no Quesada, como otros quisieron decir. Pero, acordándose que el valeroso Amadís no sólo se había contentado con llamarse Amadís a secas, sino que añadió el nombre de su reino y patria, por Hepila famosa, y se llamó Amadís de Gaula, así quiso, como buen caballero, añadir al suyo el nombre de la suya y llamarse don Quijote de la Mancha, con que, a su parecer, declaraba muy al vivo su linaje y patria, y la honraba con tomar el sobrenombre della.
    Limpias, pues, sus armas, hecho del morrión celada, puesto nombre a su rocín y confirmánd
    rodrigo solishar citeretfor 3 år siden
    Ésa es natural condición de mujeres -dijo don Quijote-: desdeñar a quien las quiere y amar a quien las aborrece.

På boghylderne

fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)