Patrizia Rognoni

El cuidado de la ropa

Mantener la casa siempre perfecta y a su gusto es más fácil de lo que podría imaginar, y ahora conseguirá hacerlo usted mismo, sin complicarse la vida. Ya no tendrá que invertir dinero en contratar a profesionales para mantener su hogar en perfectas condiciones y evitar o solucionar los distintos problemas que se suelen plantear en el día a día: podrá hacerlo usted mismo, y a coste cero. En este libro encontrará todo lo que necesita saber para mantener en perfectas condiciones sus prendas de vestir y la ropa de casa (interpretación de los símbolos de las etiquetas, consejos de lavado, utilización de productos blanqueadores y suavizantes, secado y planchado…). También aprenderá a realizar pequeñas labores de costura para reparar prendas, y a eliminar las manchas más frecuentes en los tejidos. En resumen: toda la información que necesita para conseguir un importante ahorro en su economía doméstica.
127 trykte sider
Oprindeligt udgivet
2012

Vurderinger

    b7812704303har delt en vurderingfor 5 år siden
    🙈Ikke min kop te
    💡Lærerig
    💤Mega kedelig!

Citater

    b7812704303har citeretfor 5 år siden
    las tiene, puede sustituirlas introduciendo hojas de papel de periódico en bolas apretadas. También para las cañas de las botas existen hormas especiales que evitan la formación de pliegues. Si no dispone de ellas, puede introducirles un cilindro de cartulina. Para guardar los zapatos más delicados o los que no tenga previsto usar durante largos periodos, utilice las bolsas de tela que se venden en grandes almacenes o que puede confeccionar fácilmente con retales. Tenga siempre un par de cordones de reserva para cada par de zapatos, pero si se le estropea incluso el último par, podrá endurecer su extremo untándolo con esmalte incoloro
    b7812704303har citeretfor 5 år siden
    Mantenimiento
    y limpieza del calzado

    El calzado debe guardarse en un lugar separado del resto del guardarropa y de la ropa blanca, en un sitio fresco y seco donde pueda circular el aire sin dificultad. Si no tiene espacio para un zapatero adecuado, métalos en sus cajas, escribiendo en cada una el contenido. Antes de guardarlo, deje el calzado al aire durante al menos una hora y hágalo sólo cuando esté bien seco. Si a pesar de ello se ha formado en el zapatero olor de moho o un olor desagradable, lave sus paredes con una esponja humedecida con vinagre y déjelo secar bien antes de volver a utilizarlo.
    b7812704303har citeretfor 5 år siden
    Aplicación de elementos

    BOTONES

    Los botones pueden coserse con todo tipo de hilo, según el peso del tejido. Por lo general, es preferible utilizar una sola hebra en lugar de hilo doble, que tiende a anudarse. En el punto en el que tenga que coser el botón, fije el hilo con un par de pequeños puntos, a fin de evitar los nudos.
    Para coser los botones con pie, haga numerosos puntos pequeños a través del tejido y el pie del botón, los suficientes a fin de fijarlo bien. Ponga el botón en posición tal que los hilos queden paralelos al borde de la abertura y el pie se alinee con el ojal; ello evitará que el pie del botón ensanche la abertura del ojal. En los botones con dos agujeros, después de fijar el hilo, saque la aguja por el primer agujero, métala por el segundo y sáquela por el revés del tejido, dejando el hilo un poco flojo. Volviendo al derecho, vuelva a meter el hilo en el primer agujero, después en el segundo y así sucesivamente, repitiendo hasta que el botón esté bien sujeto. Vuelva con la aguja al derecho de la labor y dé varias vueltas con el hilo debajo del botón. Después entre y salga varias veces del pie así obtenido, a fin de fijarlo, y al mismo tiempo facilitar el gesto de abrochar y desabrochar el botón. En los botones con cuatro agujeros, proceda de la misma forma, o entrando alternativamente primero en un par y luego en el otro de los agujeros, a fin de obtener dos líneas paralelas, o entrando en los dos pares opuestos y obtener así una cruz.
    En los tejidos pesados, cosa los botones con el pie: asegure el hilo en la posición en la que debe coser el botón y, a continuación, salga con la aguja por uno de los agujeros. Apoye un alfiler o un palillo encima del botón. Entre con la aguja a través del segundo agujero y luego vuelva a salir a través del tercero. Después entre por el cuarto y cosa el botón como de costumbre. Quite el alfiler o el palillo, levante el botón del tejido a fin de estirar los puntos y enrolle el hilo en torno al pie formado por los mismos. Dé varios puntos en el pie para asegurar bien el botón.
    Si el botón de cuatro agujeros está especialmente expuesto a posibles desgarrones, por ejemplo en prendas infantiles o delantales, pase el hilo por el primer par de agujeros, fíjelo y páselo por el segundo par, de forma que, aunque se rompan un par de hilos, el botón permanezca igualmente sujeto.
    Si el tejido es grueso, como en los abrigos, o la prenda es elegante, no saque la aguja por el revés; simplemente pásela por debajo del botón, cogiendo el derecho del tejido, de forma que los puntos no se vean

På boghylderne

    Parkstone International
    Hogar, dulce hogar
    • 19
    • 67
    Bookmate
    Hogar
    • 14
    • 36
    b1487123862
    Marthica
    • 43
    • 1
    Macy Espinosa
    Autosostenibilidad
    • 24
    Diana Alvarado
    Mis libros
    • 23
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)