Friedrich Nietzsche

Así habló Zaratustra

    Sarahar citeretfor 5 år siden
    es preciso tener todavía caos dentro de sí para poder dar a luz una estrella danzarina.
    Efrain Ayala Cuéllarhar citeretsidste år
    Me transformo demasiado rápidamente: mi hoy refuta a mi ayer.
    demoniodiegohar citeretsidste år
    Si yo quisiera sacudir este árbol con mis manos, no podría. Pero el viento, que nosotros no vemos, lo maltrata y lo dobla hacia donde quiere. Manos invisibles son las que peor nos doblan y maltratan69
    Lali Avilahar citeretfor 2 år siden
    Yo amo a aquel cuya alma está tan llena que se olvida de sí mismo, y todas las cosas están dentro de él: todas las cosas se transforman así en su ocaso.

    Yo amo a quien es de espíritu libre y de corazón libre: su cabeza no es así más que las entrañas de su corazón, pero su corazón lo empuja al ocaso.
    Adriana Garcíahar citeretfor 2 år siden
    Mas por mi amor y mi esperanza te conjuro: ¡no arrojes al héroe que hay en tu alma!

    ¡Conserva santa tu más alta esperanza! -
    Cesar Sanabriahar citeretfor 4 år siden
    Zaratustra bajó solo de las montañas sin encontrar a nadie. Pero cuando llegó a los bosques surgió de pronto ante él un anciano que había abandonado su santa choza para buscar raíces en el bosque7. Y el anciano habló así a Zaratustra
    Mar Walkiriahar citeretfor 2 måneder siden
    os enseño el superhombre14. El hombre es algo que debe ser superado.
    Mar Walkiriahar citeretfor 2 måneder siden
    o os enseño el superhombre14. El hombre es algo que debe ser superado.
    Fernando Limauhar citeretfor 3 måneder siden
    Habéis recorrido el camino que lleva desde el gusano hasta el hombre, y muchas cosas en vosotros continúan siendo gusano.
    Karen Garciahar citeretfor 4 måneder siden
    Durante diez años has venido subiendo hasta mi caverna: sin mí, mi águila y mi serpiente4 te habrías hartado de tu luz y de este camino.
    Pero nosotros te aguardábamos
    Danielhar citeretfor 5 måneder siden
    Puro es su ojo, y en su boca no se oculta náusea alguna9
    Danielhar citeretfor 5 måneder siden
    No me es desconocido este caminante: hace algunos años pasó por aquí. Zaratustra se llamaba; pero se ha transformado. Entonces llevabas tu ceniza a la montaña8: ¿quieres hoy llevar tu fuego a los valles? ¿No temes los castigos que se imponen al incendiario?
    Danielhar citeretfor 5 måneder siden
    «¡Tú gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas
    Danielhar citeretfor 5 måneder siden
    Cuando Zaratustra tenía treinta años2 abandonó su patria y el lago de su patria y marchó a las montañas. Allí gozó de su espíritu y de su soledad y durante diez años no se cansó de hacerlo. Pero al fin su corazón se transformó
    Danielhar citeretfor 5 måneder siden
    ¡Bendíceme, pues, ojo tranquilo, capaz de mirar sin envidia incluso una felicidad demasiado grande!
    Kermac Dominguezhar citeretfor 5 måneder siden
    Es mejor que oigáis, hermanos míos, la voz del cuerpo sano: es ésta una voz más honesta y más pura.

    Con más honestidad y con más pureza habla el cuerpo sano, el cuerpo perfecto y cuadrado54: y habla del sentido de la tierra.

    Así habló Zaratustra.
    Kermac Dominguezhar citeretfor 5 måneder siden
    Pero cosa enfermiza es para ellos el cuerpo: y con gusto escaparían de él. Por eso escuchan a los predicadores de la muerte, y ellos mismos predican trasmundos.
    Kermac Dominguezhar citeretfor 5 måneder siden
    Mucho pueblo enfermo ha habido siempre entre quienes poetizan y tienen la manía de los dioses; odian con furia al hombre del conocimiento y a aquella virtud, la más joven de todas, que se llama: honestidad.

    Vuelven siempre la vista hacia tiempos oscuros: entonces, ciertamente, ilusión y fe eran cosas distintas; el delirio de la razón era semejanza con Dios, y la duda era pecado.
    Kermac Dominguezhar citeretfor 5 måneder siden
    Indulgente es Zaratustra con los enfermos. En verdad, no se enoja con sus especies de consuelo y de ingratitud. ¡Que se transformen en convalecientes y en superadores, y que se creen un cuerpo superior!

    Tampoco se enoja Zaratustra con el convaleciente si éste mira con delicadeza hacia su ilusión y a medianoche se desliza furtivamente en torno a la tumba de su dios: mas en fermedad y cuerpo enfermo continúan siendo para mí también sus lágrimas.
    Kermac Dominguezhar citeretfor 5 måneder siden
    Entonces estos ingratos se imaginaron estar sustraídos a su cuerpo y a esta tierra. Sin embargo, ¿a quién debían las convulsiones y delicias de su éxtasis? A su cuerpo y a esta tierra.
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)