es
Bob Woodward,Carl Bernstein,amp

Todos los hombres del presidente

Giv mig besked når bogen er tilgængelig
Denne bog er ikke tilgængelig i streaming pt. men du kan uploade din egen epub- eller fb2-fil og læse den sammen med dine andre bøger på Bookmate. Hvordan overfører jeg en bog?
17 de junio de 1972, sábado por la mañana. En el majestuoso edificio Watergate de Washington se ha perpetrado un robo. A dos jóvenes periodistas del Washington Post se les asigna la redacción de la crónica de lo que al parecer es un allanamiento común y corriente… y así es como inicia el escándalo Watergate, la historia político detectivesca más importante del siglo XX. Todos los hombres del presidente es el sobrecogedor relato de Bob Woodward y Carl Bernstein, los dos valientes periodistas que, desde sus primeras sospechas, superaron falsas pistas, mentiras, secretos, intrigas y presiones de las más altas esferas del poder, hasta que consiguieron dar forma a un increíble rompecabezas. Esta historia se estructuró a partir de las notas e investigaciones acumuladas para escribir los célebres reportajes publicados en el Washington Post gracias a los cuales el rotativo ganó el Premio Pulitzer. El libro, que reveló por primera vez la existencia de «Garganta Profunda», una fuente secreta de Woodward, se convirtió en un superventas y en 1976 fue adaptado al cine en una película que protagonizaron Robert Redford y Dustin Hoffman. Todos los hombres del presidente vinculará para siempre los nombres de Woodward y Bernstein con un periodismo de investigación de altísimo nivel… y con la caída de Richard Nixon.
Denne bog er ikke tilgængelig i øjeblikket
584 trykte sider

Vurderinger

    Santiago Romerohar delt en vurderingfor 2 år siden
    👍Værd at læse
    💀Uhyggelig
    🔮Overraskende
    💡Lærerig
    🎯Læseværdig
    🌴God til stranden
    🚀Opslugende
    😄Vildt sjov

    Según la revista Time, este libro es "la obra periodística más decisiva de la historia". Gracias trabajo de sus autores en torno al Caso Watergate, Richard Nixon terminó dimitiendo a la presidencia de los Estados Unidos, para evitar el proceso de distinción conocido como "impeachment" (sí, el mismo proceso que le hicieron a Dilma Rousseff y el que le querían hacer a D. Trump). Los resultados de esas investigaciones se publicaron en el Washington Post y recibieron el Premio Pulitzer en 1973.

    La historia que aquí se cuenta es real, pero sería muy difícil hallar una novela política tan apasionante como esta. Pese a las amenazas recibidas y la reserva (cuando no la hostilidad) de otros medios, Bernstein y Woodward lograron atrapar con las manos en la masa al presidente que había convertido a la Casa Blanca en "una empresa criminal" (bueno, desde la perspectiva estadounidense, porque ellos son los guardianes de la paz mundial, ya sabemos).

Citater

    Santiago Romerohar citeretfor 2 år siden
    El 30 de enero, el Presidente pronunció su mensaje anual sobre el Estado de la Unión, ante los miembros reunidos de las dos Cámaras, el Congreso y el Senado, los jueces del Tribunal Supremo, los miembros del Gobierno, demás invitados y toda la amplia audiencia de la red nacional de Televisión.

    —Ya hay suficiente con un año de Watergate —declaró, al término del discurso. E imploró al país y al Congreso que pasaran a ocuparse de otros asuntos más urgentes.

    A los que deben decidir si será juzgado por «altos delitos y conducta inadecuada»: la Cámara de Representantes…

    Y para aquellos que deben sentarse para juzgar, en caso de que las Cámaras concedan el impeachment: el Senado…

    Y al hombre que deberá presidir, en razón de su cargo, el juicio de impeachment: el magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, juez Warren Burger…

    Y a la nación…

    El presidente dijo:

    Quiero que sepan ustedes que no tengo la menor intención de dejar en ningún momento el cargo para el cual el pueblo norteamericano me eligió a fin de que lo desempeñara en bien del pueblo de los Estados Unidos.
    Santiago Romerohar citeretfor 2 år siden
    El 1 de marzo de 1974, el gran jurado de Washington, que había procesado a los conspiradores y asaltantes del inicial caso Watergate, por el allanamiento del Cuartel General de los Demócratas, en 1972, comunicó el mayor proceso al caso del encubrimiento del Watergate. Siete ayudantes del Presidente en la Casa Blanca y en la campaña electoral, fueron acusados de conspiración para obstruir la acción de la justicia. Los procesados fueron: Haldeman, Ehrlichman, Colson, Mitchell, Strachan, Mardian y el abogado Kenneth Parkinson[77].

    Una semana más tarde, el Gran Jurado de Washington dictó auto de procesamiento por conspiración para allanamiento de morada y la escucha electrónica clandestina del despacho del psiquiatra de Daniel Ellsberg. Los acusados fueron: Ehrlichman, Colson, Liddy y tres cubano-norteamericanos, entre ellos Bernard Barker y Eugenio Martínez, ya condenados en el caso Watergate original.
    Santiago Romerohar citeretfor 2 år siden
    Bien. Haldeman se os escapó, comenzó a hablar «Garganta Profunda». Apoyó el tacón de su zapato contra el muro del garaje sin molestarse en disimular su desencanto. El relato completo ya no podría llegar a conocerse jamás. El error con Haldeman había sellado el caso.

    «Garganta Profunda» se aproximó a Woodward. Dijo:

    —Deja que te cuente algo: cuando se persigue a alguien como Haldeman hay que estar seguro de que se pisa el más firme de los terrenos. ¡Mierda, que follón tan fenomenal!

På boghylderne

fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)