es
Bøger
Silvia Adela Kohan

Autoficción: Escribe tu vida real o novelada

    baltalmtzhar citeretfor 4 måneder siden
    El lenguaje es el único instrumento que tenemos para comprender el mundo. Pero al mismo tiempo el lenguaje falsea el mundo. Sabemos que el sistema que nos permite percibir la realidad es un sistema cuya fidelidad es sospechosa».
    baltalmtzhar citeretfor 4 måneder siden
    Creo que probablemente es lo más importante que me ha pasado. Cambió lo que pensaba del mundo y me enseñó que cualquier cosa puede pasar. Por eso escribí El cuaderno rojo: para mostrar con ejemplos de mi vida cuán extraña es la vida. Tendríamos que ser estúpidos y ciegos para decir que el azar no juega un rol en la vida. Para eso tenemos la palabra accidente».
    baltalmtzhar citeretfor 4 måneder siden
    Cualquier historia es válida si se cuenta a través de un filtro peculiar, ya decía Coetzee que no hace falta tener una vida especial, hace falta una mirada propia.
    Véronique Cardushar citeretfor 9 måneder siden
    Según Ebbinghaus y su curva de olvido, pasada una hora de un hecho recordamos de él algo menos del 50 % y un mes después recordamos un 10 % de los detalles, aunque tenemos la sensación de que lo recordamos todo.
    Véronique Cardushar citeretfor 9 måneder siden
    Rememorar es el acto por el cual el «tiempo de ahora» se liga al de antes no como mera relación causal (antes-después) sino como la posibilidad de una apertur
    Véronique Cardushar citeretfor 9 måneder siden
    Desenterrar y recordar», Walter Benjamin propone una analogía entre recordar y excavar y dice
    Véronique Cardushar citeretfor 9 måneder siden
    Yo que experimenta es el que vive la vida y el Yo que recuerda es el que la cuenta. Ambos nos habitan.
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Soy tan responsable de mi vida como de las palabras que elijo para contarla
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Emily Cioran se concentra la función de la escritura autobiográfica: «Basta con que escuches en silencio y lo oirás todo. No existen ni verdad ni error, ni objeto ni figuración. Presta oídos al mundo que yace en algún rincón de ti mismo y que no precisa mostrarse para ser. Todo existe en ti, incluso espacio de sobra para los continentes del espíritu... El ser es un jamás absoluto».
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Yo ocupo un lugar. Yo soy un lugar. Y puesto que me permite entrar y salir de mí a gusto, la autoficción es una forma de gozar la vida.
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Truman Capote: «Una porción muy reducida de mis novelas es autobiográfica. Una parte pequeña es sugerida por incidentes y personajes reales, aunque todo lo que un escritor escribe es en cierto sentido autobiográfico. El arpa de hierba es lo único que he escrito tomándolo de la realidad, y naturalmente todo el mundo pensó que era inventado, mientras que Otras voces, otros ámbitos, que lo es, lo leyeron como una obra autobiográfica».
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Frente a una realidad incomprensible, los lectores buscan respuestas en la vida de los demás, se identifican con el narrador o la narradora que se autoexpresa y les tranquiliza descubrir que a otras personas les pasan y sienten cosas parecidas, aun cuando no lo sean tanto. Lo dice María Zambrano: «Igual que la novela requiere un lector individual y silencioso, la escritura autobiográfica, por su propia naturaleza, habla directamente a un lector que lee en silencio y que compara instintivamente lo que está leyendo sobre el “yo” del autor con su propio ser personal».
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Mientras que los hechos narrados en una novela son recordados por el protagonista y no hay más posibilidad de que hayan ocurrido de otra manera que la que tú decidas, en la autobiografía tú eres el protagonista y no estás seguro de haber vivido, de haber sido testigo de lo que narras, de si lo has oído repetir muchas veces a tu familia y te ha quedado fijado como real.
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Autoficción es mirar dentro de ti misma o de ti mismo y escribir desde allí.
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    La memoria juega con los recuerdos, los disgrega y los asocia con otros o con la fantasía de algo que pudo haber sido, pero no fue. Cada recuerdo está plagado de agujeros que suplanta nuestra fantasía, lo que queda fijado es fragmentario y ambiguo.
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Ya dice Nietzsche que hacer venir el recuerdo no depende de la voluntad y que tampoco producimos los pensamientos que queremos y cuando queremos. Lo que llega a la consciencia proviene y depende de poderes y fuerzas del inconsciente. En este sentido, recuerdos y pensamientos son «ficciones del yo» que la autoficción pone en movimiento.
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Autoficción no son memorias, no son diarios, no son biografías: asimila la autobiografía, los diarios, las memorias, el ensayo, la novela, la filosofía, la poesía. Es un territorio indefinido entre lo real y lo imaginado. En ocasiones, es más cercana a la escritura autobiográfica propiamente dicha; en otras, a la novelesca, siempre conectada de alguna manera a la experiencia vivida. Es la escritura del Yo que se diversifica y ocupa todos los espacios.

    Autoficción es ese acto en el que mi experiencia se convierte en ficción.
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Empieza paso a paso. No pretendas alcanzar resultados, sino profundizar en el proceso. Empieza con la seguridad de que estás autorizado, estás autorizada, a interpretar tu historia personal como te plazca, a destacar los momentos que desees destacar, con la actitud más afín a lo que sientes, y a otorgarle el formato que prefieras: ya sea como modo directo de transmitir vivencias o experiencias en una autobiografía clásica, o como modo indirecto, mediante pinceladas, recortes, relatos independientes o un procedimiento narrativo que alimente un buen cuento o una buena novela.
    Camila Tisinovichhar citeretsidste år
    Supongo que buena parte del placer consiste en escribir la propia vida para leernos a nosotros mismos. Y dado que no recordamos más que fragmentos, reemplazamos de modo involuntario lo olvidado por lo imaginado. Es así porque la memoria y la imaginación forman parte de los mismos procesos mentales. Imaginar ‒del mismo modo que recordar, sentir, pensar o mirar‒ es un acto autobiográfico.

    Lo maravilloso es que una vida real pueda llegar a leerse con la emoción de una gran novela.
    Macy Espinosahar citeretfor 2 år siden
    Hay cosas que solo pueden decirse por escrito.
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)