Andrej Sterligow,Tamara Woronowa

Manuscritos Iluminados

Aquellos que han tenido la oportunidad de sostener entre sus manos un manuscrito medieval, no habrán podido evitar verse sorprendidos por la sensación de entrar en contacto directo con un pasado remoto. Tiempo atrás, cuando un libro era una verdadera obra de artesanía y cada copia el resultado de un laborioso proceso, este objeto constituía una obra de arte más que un volátil producto comercial. El volumen de Mega Square Manuscritos Iluminados presenta al lector asombrosas ilustraciones medievales y adornos únicos que constituyen un testimonio de la privilegiada imaginación de sus creadores.
305 trykte sider
Oprindeligt udgivet
2007

Vurderinger

    Ana Saenzhar delt en vurderingfor 7 måneder siden
    👍Værd at læse
    💡Lærerig
    🎯Læseværdig

    Bella obra que contiene una buena cantidad de miniados medievales para el disfrute artístico y que permite conocer la gran imaginación de los ilustradores, tanto de imágenes religiosas como de la vida cotidiana, acompañadas con estampas de flora y fauna. Nos muestra libros cuando eran hechos uno por uno y totalmente de manera artesanal

Citater

    Ana Saenzhar citeretfor 7 måneder siden
    arte de la decoración del libro impreso ganaba fuerza en la atmósfera humanista de la literatura y la educación. Los manuscritos eran iluminados por los más allegados al rey únicamente en los casos especiales, hasta cierto punto por la fuerza de la costumbre.
    Ana Saenzhar citeretfor 7 måneder siden
    Giangaleazzo Visconti, un apasionado bibliófilo, era el patrono de grandes maestros como Giovanni dei Grassi y Michelino da Besozzo, quienes decoraban e iluminaban espléndidos manuscritos con virtuosismo sin igual.
    Ana Saenzhar citeretfor 7 måneder siden
    Fue en la corte francesa donde surgió por vez primera la tradición del patronato ilustrado y del amor por los libros. Se inició con Juan el Bueno, continuó con el “rey sabio” Carlos V, cuya biblioteca tenía 900 volúmenes sobre muchos temas, y floreció bajo Felipe el Audaz, duque de Borgoña y, por supuesto, bajo Jean, el duque de Berry, cuyo nombre se menciona con frecuencia en relación con este notable período en la historia de la iluminación. El papel de París como árbitro de la moda se consolidó bajo los príncipes de Valois.

På boghylderne

fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)