Margo Glantz

El rastro

El rastro es un texto en donde se habla de un entierro, y los sentimientos de la protagonista al contemplar el cuerpo de un hombre con el que vivió un tiempo largo, al que ha dejado de ver y al que vuelve a ver ya exangüe, y el recuerdo de ese cuerpo cuando estuvo vivo y compartió con quien lo mira una relación amorosa muy intensa. Pero, al hacerlo, es decir, al revivirlo en la escritura, se cancela la decadencia del cuerpo. La escritura permite volver a darle vida a las cosas. Claro que la escritura es, en cierto nivel también, un cuerpo muerto por el hecho mismo de que es algo que está escrito y el libro es un objeto, pero al tenerse la posibilidad de escribir, de recrear algo, la vida se recobra. Esto es lo más bello de la escritura, la posibilidad de resucitar lo que desaparece.
169 trykte sider
Oprindeligt udgivet
2020

Vurderinger

    Sergiohar delt en vurderingsidste måned
    👍Værd at læse

    Es genial. Es una genialidad. Quizás requiera un poco de paciencia que es bien recompensada.
    Vale la pena dejarse llevar, entregarse al texto.

    Alicia M. Mareshar delt en vurderingfor 2 måneder siden

    De nuevo me topo con el flujo de conciencia y la experimentación posmoderna de narrar algo mediante frases simbólicas, repeticiones, y las palabras que pulen un concepto rocoso hasta dejarlo bruñido. Claro que entiendo que aquí importa más la forma que el fondo, pero me sigue haciendo falta más trama que debrayes en un funeral, extractos de Wikipedia de la historia de la música, y lamentaciones de que la vida es una herida sangrante y absurda.
    Interesante el intento de volver esta novela mas bien un canon o fuga en prosa, donde las variaciones de Gould son la inspiración y el chelo y el piano el medio para ejecutar la pieza. Pero de plano me puso a dormir.

    Claudia Hthar delt en vurderingfor 2 måneder siden
    👍Værd at læse
    💡Lærerig
    🚀Opslugende

    Este libro es una joya.

Citater

    Irma Selemehar citeretfor 6 måneder siden
    ¿Es el corazón el órgano del deseo? Así se le concibe, aprisionado, en el campo de lo imaginario (claro, lo sabemos bien, el corazón se hincha, desfallece, como el sexo, y además, agrego, el corazón se rompe, se parte en dos o en tres o en cuatro, como le sucedió a Juan). ¿Adónde van a parar los movimientos del corazón? ¿Los sinceros y puros movimientos del corazón? Yo me lo pregunto, justo ahora, aquí, en este mismo instante, con curiosidad malsana: ¿qué sentirán los asistentes a este entierro? ¿Qué siento yo? ¿Qué pudo sentir Juan antes de morir, antes de que el corazón le estallara en mil pedazos?
    Claudia Hthar citeretfor 2 måneder siden
    Tuve que trabajar muchísimos textos y oír muchas veces los discos de mis compositores preferidos para tener un trasfondo y además documentarme mejor sobre la música, las enfermedades del corazón y su fisiología; recopilar pacientemente las expresiones relacionadas con el corazón, provenientes de un saber popular, presente en los refranes, las frases hechas, las letras populares y las cultas. Es un cúmulo de notas que van poco a poco decantándose y pueden constituir una especie de palimpsesto textual que sostiene la escritura, que está debajo de lo que uno escribe y le va dando cuerpo, el que se advierte, el que vemos y conocemos, pues adentro, sin que lo veamos y a veces ni siquiera lo sintamos, están obviamente el corazón, el estómago, el hígado, las venas, las arterias, y, de repente, lo de adentro y lo de afuera, lo escondido y lo evidente, ese confuso arsenal de conocimientos y lugares comunes se va afinando y deja el sedimento que una realmente necesita para la economía textual
    Claudia Hthar citeretfor 2 måneder siden
    Tuve que trabajar muchísimos textos y oír muchas veces los discos de mis compositores preferidos para tener un trasfondo y además documentarme mejor sobre la música, las enfermedades del corazón y su fisiología; recopilar pacientemente las expresiones relacionadas con el corazón, provenientes de un saber popular, presente en los refranes, las frases hechas, las letras populares y las cultas. Es un cúmulo de notas que van poco a poco decantándose y pueden constituir una especie de palimpsesto textual que sostiene la escritura, que está debajo de lo que uno escribe y le va dando cuerpo, el que se advierte, el que vemos y conocemos, pues adentro, sin que lo veamos y a veces ni siquiera lo sintamos, están obviamente el corazón, el estómago, el hígado, las venas, las arterias, y, de repente, lo de adentro y lo de afuera, lo escondido y lo evidente, ese confuso arsenal de conocimientos y lugares comunes se va afinando

På boghylderne

    Alejandra Arévalo
    Autoras que deberías leer
    • 180
    • 1.4K
    Ibero 90.9
    Ibero 90.9
    • 35
    • 94
    Este País
    Este País
    • 43
    • 55
    Bookmate
    Ilana Sod
    • 9
    • 34
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)