bookmate game
Alberto Chimal

Los atacantes

  • Cristinahar citeretfor 4 år siden
    ¿Cómo va a saber la gente que debe tener miedo si los monstruos no son como los que ya conoce?
  • Miguel Guisahar citeretfor 3 måneder siden
    Si nacemos en cualquier lugar que no sea la cima, jamás tendremos una vida tranquila y siempre hará falta saber controlarnos. Yo lo aprendí hace mucho tiempo.
  • Alicia M. Mareshar citeretsidste år
    Solamente Jauza y Rafael no han tenido aún su final espantoso y velocísimo, y aunque de hecho tampoco han visto en detalle el final de nadie, y de momento (ahora sí los dos, también Jauza) simplemente están aterrorizados más allá de toda razón y reflexión, tendrán más tiempo que nadie en la historia humana para aquilatar la proximidad de su propia extinción, así como la de todas las cosas, y por tanto terminarán sus vidas con ese sufrimiento adicional: sabrán perfectamente que va a sucederles lo que va a sucederles
  • Alicia M. Mareshar citeretsidste år
    Me quedé sentado un largo rato. Debo haber tenido cara de daño cerebral. O de iluminado, como mi madre. Lorena hablaba por teléfono
  • Alicia M. Mareshar citeretsidste år
    Me quedé sentado un largo rato. Debo haber tenido cara de daño cerebral. O de iluminado, como mi madre. Lorena hablaba por teléfono
  • salvador emmanuel cabrera rodriguezhar citeretfor 2 år siden
    Qué tragedia en fin que los dos últimos en morir y los únicos que al menos empezaron a ver la explosión definitiva de todo no estaban hechos para entender que el mundo entero era una obra o mecanismo capaz de crear la belleza de su ignorancia y de su miedo y de su sinsentido que ahora se expanden y se enfrían convertidos en restos informes y sin huella de otro dolor que el dolor de ya no ser nada ni a las siete ni a las otras siete ni nunca.
  • salvador emmanuel cabrera rodriguezhar citeretfor 2 år siden
    ¿Cómo va a saber la gente que debe tener miedo si los monstruos no son como los que ya conoce?
  • Rafael Ramoshar citeretfor 2 år siden
    Creo que me confesó todo a sabiendas de que yo no iba a perdonarla.

    –¿Vas a estar bien? –me preguntó–. Porque andas raro –pero, desde luego, esas palabras no tenían como fin expresar auténtica preocupación: eran parte de otro ritual y los dos lo sabíamos.
  • Rafael Ramoshar citeretfor 2 år siden
    Qué tragedia en fin que los dos últimos en morir y los únicos que al menos empezaron a ver la explosión definitiva de todo no estaban hechos para entender que el mundo entero era una obra o mecanismo capaz de crear la belleza de su ignorancia y de su miedo y de su sinsentido que ahora se expanden y se enfrían convertidos en restos informes y sin huella de otro dolor que el dolor de ya no ser nada ni a las siete ni a las otras siete ni nunca.
  • Rafael Ramoshar citeretfor 2 år siden
    14. La tristeza de todo esto no es el fin en sí mismo sino la constatación de que ni Rafael, ni Jauza, ni ningún otro de los muertos, vieron al final estas simetrías.
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)