es
Giles MacDonough

Después del Reich

Giv mig besked når bogen er tilgængelig
Denne bog er ikke tilgængelig i streaming pt. men du kan uploade din egen epub- eller fb2-fil og læse den sammen med dine andre bøger på Bookmate. Hvordan overfører jeg en bog?
El 7 de mayo de 1945, con la caída del Tercer Reich, se ponía fin a la Segunda Guerra Mundial. Oficialmente, atrás quedaban casi seis años de devastación que asolaron Europa. Pero para la población civil alemana, el sufrimiento no terminaba ahí. En tanto que culpable, Alemania debía ser castigada. Roosevelt no pudo ser más claro: «Hay que enseñar al pueblo alemán su responsabilidad por la guerra, y durante mucho tiempo deberían tener sólo sopa para desayunar, sopa para comer y sopa para cenar». Más de tres millones de alemanes murieron tras el anuncio oficial del final de la guerra. A los Aliados no les tembló el pulso a la hora de aplicar los mismos métodos de represión nazis: se sucedieron oleadas de pillaje y expolio de las ciudades ocupadas, violaciones masivas -se estima en más de 200.000 los niños nacidos en 1946 producto de esos ultrajes-, se reutilizaron los campos de concentración y exterminio -incluso los más infames: Auschwitz, Sachsenhausen, Buchenwald, Dachau, Bergen-Belsen-, se expulsó a más de 16.000.000 de civiles de sus hogares, apenas se repartieron alimentos entre una población famélica… Como le espetó Patton a uno de sus asistentes al descubrir el horror de Buchenwald: "¿Todavía tenéis problemas para odiarlos?". Después del Reich pone al descubierto las verdades incómodas de las decisiones políticas que ampararon el horror de una posguerra cruel y vengativa, y desvela por vez primera los testimonios de un período funesto de la historia de Europa, desde la inmediata posguerra hasta la Conferencia de Potsdam y los procesos de Núremberg, en el que ni los Aliados ni los alemanes han querido ahondar, los unos por miedo a desvelar las innumerables infamias cometidas y los otros por temor a ser acusados de victimismo.
Denne bog er ikke tilgængelig i øjeblikket
1.174 trykte sider
Oprindeligt udgivet
2017

Vurderinger

    Carlos Vasquezhar delt en vurderingfor 7 måneder siden
    👎Spring denne over
    💤Mega kedelig!

Citater

    Carlos Vasquezhar citeretfor 7 måneder siden
    Alemania occidental no tardó en recomponerse; crecieron edificios como setas para sustituir a los destruidos en la guerra. Una inmensa fealdad sustituyó a las ruinas. Si se les permitiese, podrían acabar olvidando la sangre que habían derramado y se centrarían en el nacimiento de una nueva Alemania que habían regado con la suya.
    Carlos Vasquezhar citeretfor 7 måneder siden
    La hipocresía fue un ingrediente remarcable. Desde aquellas fechas han salido a la luz numerosas atrocidades cometidas por los Aliados, en particular la matanza de prisioneros de guerra en Biscari ordenada por el general Patton. El hundimiento de la flota francesa en Orán por los británicos, con la pérdida de unas mil quinientas vidas francesas, no constituyó ningún secreto; no fue sino un episodio más de la tradición naval británica que tuvo su origen en Copenhague en 1805.
    Carlos Vasquezhar citeretfor 7 måneder siden
    Fue indignante que los Aliados conspiraran para despojar a los prisioneros de su condición legal. Incluso puede calificarse de escándalo la muerte de un millón y medio debido al mal trato que recibieron. La actitud de los rusos es comprensible, aunque imperdonable: los alemanes habían dado muerte sistemáticamente a tres millones de sus prisioneros rusos.

På boghylderne

    Galaxia Gutenberg
    Galaxia Gutenberg
    • 296
    • 217
    Antonio Montoya Hernández
    Guerras mundiales
    • 7
    Carlos Vasquez
    WWII
    • 3
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)