bookmate game
es
Bøger
Lewis Carroll

Alicia en el país de las maravillas

En la producción de Lewis Carrol, Alicia destaca, sin duda, con luz propia. Referente incuestionable de la cultura occidental, el presente volumen recoge los dos relatos protagonizados por el genial personaje creado por Carrol, en una cuidada traducción de Francisco Torres Oliver que plasma con fidelidad el delirante universo literario del autor británico.

Libro que ofrece, en versión de Francisco Torres Oliver, los dos relatos protagonizados por Alicia, el inmortal personaje creado por Lewis Carroll.

Obra indiscutible que el lector no debe dejar pasar por su relevancia y placer en su lectura.
293 trykte sider
Copyrightindehaver
Bookwire
Oprindeligt udgivet
2003
Udgivelsesår
2003
Har du allerede læst den? Hvad synes du om den?
👍👎

Vurderinger

  • Ely Jara tantahar delt en vurderingsidste år
    👍Værd at læse

    Es un poco bueno

  • Sun Shinehar delt en vurderingfor 5 år siden

    lindo

  • Roberto G. Garzahar delt en vurderingfor 4 år siden
    👍Værd at læse

Citater

  • Sara Aquinohar citeretfor 4 år siden
    –¡Ojalá no hubiera mencionado a Dinah! –se dijo en tono melancólico–. Parece que a nadie le cae simpática, aquí abajo; ¡sin embargo, es la mejor gata del mundo! ¡Ay, mi querida Dinah! ¡No sé si volveré a verte más! –y aquí la pobre Alicia se echó a llorar nuevamente, ya que se sentía muy sola y deprimida. Poco después, no obstante, volvió a oír un leve golpeteo de pisadas a lo lejos, y alzó los ojos ansiosamente, medio esperando que el Ratón hubiese cambiado de parecer, y regresase a terminar su historia.
  • camikatzyhar citeretfor 9 måneder siden
    –Bueno, pues apenas había terminado la primera estrofa –dijo el Sombrerero–, cuando chilló la Reina: «¡Está matando el tiempo! ¡Que le corten la cabeza!».
    –¡Qué crueldad! –exclamó Alicia.
    –Y desde entonces –prosiguió el Sombrerero con tristeza–, ¡no quiere hacer lo que le pido! Ahora siempre son las seis.
    A Alicia le vino a la cabeza una idea luminosa.
    –¿Es ésa la razón por la que ponen tantos servicios de té en la mesa? –preguntó.
    –Sí, ésa es –dijo el Sombrerero con un suspiro–: siempre es la hora del té, y no nos da tiempo a fregar las tazas entre medias.
    –Entonces tienen que ir cambiando de sitio, ¿no? –dijo Alicia.
    –Exactamente –dijo el Sombrerero–: a medida que las vamos ensuciando.
  • samyoca12har citeretfor 9 måneder siden
    un cuento a un aliento demasiado débil para agitar la más leve pluma.

På boghylderne

fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)