El nombre de la rosa, Umberto Eco
es
Umberto Eco

El nombre de la rosa

Giv mig besked når bogen er tilgængelig
Denne bog er ikke tilgængelig i streaming pt. men du kan uploade din egen epub- eller fb2-fil og læse den sammen med dine andre bøger på Bookmate. Hvordan overfører jeg en bog?
b1498285219
b1498285219har citeretfor 4 år siden
Me sentía atontado por el sueño, porque el sueño diurno es como el pecado carnal: cuanto más dura mayor es el deseo que se siente de él, pero la sensación que se tiene no es de felicidad, sino una mezcla de hartazgo y de insatisfacción.
Jessica Cardona Bijalba
Jessica Cardona Bijalbahar citeretfor 4 år siden
Hay momentos mágicos, de gran fatiga física e intensa excitación motriz, en los que tenemos visiones de personas que hemos conocido en el pasado
Gustavo Barraza
Gustavo Barrazahar citeretfor 5 måneder siden
omnis mundi creatura
quasi liber et pictura
nobis est in speculum
Gustavo Barraza
Gustavo Barrazahar citeretfor 6 måneder siden
la belleza del cosmos no procede sólo de una unidad en la variedad, sino también de la variedad en la unidad.
Gustavo Barraza
Gustavo Barrazahar citeretfor 6 måneder siden
Demos gracias a Dios de que en aquella época mi maestro supiera infundirme el deseo de aprender y el sentido de la recta vía, que no se pierde por tortuoso que sea el sendero.
Gustavo Barraza
Gustavo Barrazahar citeretfor 6 måneder siden
pero ésta es sólo una de las muchas pruebas del estado lamentable en que se encuentra este mundo caduco. La juventud ya no quiere aprender nada, la ciencia está en decadencia, el mundo marcha patas arriba, los ciegos guían a otros ciegos y los despeñan en los abismos, los pájaros se arrojan antes de haber echado a volar, el asno toca la lira, los bueyes bailan, María ya no ama la vida contemplativa y Marta ya no ama la vida activa, Lea es estéril, Raquel está llena de lascivia, Catón frecuenta los lupanares,
Gustavo Barraza
Gustavo Barrazahar citeretfor 6 måneder siden
porque, como dice Boecio, nada hay más fugaz que la forma exterior, que se marchita y se altera como las flores del campo cuando llega el otoño.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
cuando leemos libros de medicina siempre creemos sentir los dolores que allí se describen.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
Los libros no se han hecho para que creamos lo que dicen, sino para que los analicemos. Cuando cogemos un libro, no debemos preguntarnos qué dice, sino qué quiere decir,
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
¿Nunca cometéis errores?
—A menudo —respondió—. Pero en lugar de concebir uno solo, imagino muchos, para no convertirme en el esclavo de ninguno.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
para no acabar haciendo el necio, prefiero no empezar haciendo el listo.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
el amor de amistad, en el que lo similar ama a lo similar y sólo quiere el bien del otro,
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
Nada hay que ocupe y ate más el corazón que el amor. Por eso, cuando no dispone de armas para gobernarse, el alma se hunde, por el amor, en la más honda de las ruinas.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
hay en el mundo, ni hombre ni diablo ni cosa alguna, que sea para mí tan sospechosa como el amor, pues éste penetra en el alma más que cualquier otra cosa.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
al parecer, los jóvenes necesitan dormir más que los viejos, quienes ya han dormido mucho y se disponen a hacerlo para toda la eternidad.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
la conquista del saber pasa por el conocimiento de las lenguas.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 3 år siden
Los simples son carne de matadero: se los utiliza cuando sirven para debilitar al poder enemigo, y se los sacrifica cuando ya no sirven.
Clara Roldán
Clara Roldánhar citeretfor 4 år siden
Porque de tres cosas depende la belleza: en primer lugar, de la integridad o perfección, y por eso consideramos feo lo que está incompleto; luego, de la justa proporción, o sea de la consonancia; por último, de la claridad y la luz, y, en efecto, decimos que son bellas las cosas de colores nítidos.
José A. Agüero C.
José A. Agüero C.har citeretfor 4 år siden
Es inútil decir que esos analecta no contenían ningún manuscrito de Adso o Adson de Melk; por el contrario, como cualquiera puede verificar, se trata de una colección de textos de mediana y breve extensión, mientras que la historia transcrita por Vallet llenaba varios cientos de páginas.
dvid ulises lugo acuña
dvid ulises lugo acuñahar citeretfor 4 år siden
con afecto—, eres mejor que tus filósofos. Si tú hubieses querido…
fb2epub
Træk og slip dine filer (ikke mere end 5 ad gangen)